moda salud belleza consejos ropa mujer amor musica maquillaje

Mujeres y estilos

Moda y belleza

Estoy de vacaciones y no puedo dejar de pensar en el trabajo

Lic. Santiago Gómez

Director de Decidir Vivir Mejor y

del Centro de Psicología Cognitiva

Después de tanto esperar, llegan las ansiadas vacaciones de verano, tanto para los que deciden viajar como para los que prefieren quedarse en su hogar.

Lo más importante durante las vacaciones es la predisposición que tenemos para poder disfrutarlas y pasarla bien, esto significa que no depende del lugar, sino de nuestros pensamientos con los que interpretamos los hechos del exterior. Podemos estar en el lugar más maravilloso de la tierra, pero si estamos perturbados por nuestros pensamientos de preocupación por el trabajo, el sujeto no puede disfrutar del lugar en el que se encuentra porque no puede despegarse de los mismos.

Estoy de vacaciones y no puedo dejar de pensar en el trabajo

¿Por qué hay individuos que no pueden disfrutar de las vacaciones?

Los pensamientos y el sistema de creencias, son los “anteojos” con los que interpretamos los hechos de la realidad. Esto significa que de acuerdo a como pensamos,- de forma positiva o negativa- es como nos vamos a sentir y por ende, actuar.

Cuando los pensamientos son disfuncionales e irracionales, la persona no va a poder despegarse de las preocupaciones durante las vacaciones, más allá del lugar en el que se encuentre.

Algunas de las características de personalidad que no le permiten disfrutar al sujeto de las vacaciones son:

– tendencia a obsesionarse.

– preocupación excesiva: la persona no puede dejar de pensar o de preocuparse por diferentes situaciones, lo que no le permite disfrutar.

– pensamientos catastróficos: tendencia tremendista sobre los hechos de la vida cotidiana.

– pensamientos anticipatorios: se anticipan de manera negativa a lo que pueda ocurrir en un futuro.

¿Qué consecuencias provocan las preocupaciones?

Al estar en estado del alerta y tensión producto de las preocupaciones excesivas, el estrés se eleva generando mayor sensibilidad en el sistema autónomo simpático, provocando diferentes síntomas:

– ansiedad elevada.

– alteración en el humor.

– pérdida de la capacidad de disfrute.

– aburrimiento durante las vacaciones.

Algunas sugerencias para poder disfrutar de las vacaciones:

– Lo que no hicimos durante el año, no pretendamos hacerlo unos días antes de las vacaciones ya que lo único que vamos a lograr es estresarnos.

– Cortar los pensamientos de preocupación para poder conectarnos al exterior, a las diferentes situaciones que estamos viviendo en vacaciones.

– Planificar las vacaciones con actividades placenteras, para poder disfrutar de las mismas.

– Vivir la previa de las vacaciones – para poder estar en la misma sintonia – como leer o mirar fotos del lugar al cual vamos a ir y en caso de quedarnos en nuestro hogar, todo lo que podemos hacer para disfrutar y pasarla bien.

– Mantener el celular apagado o no estar pendiente del mismo y que perturbe nuestro estado de bienestar.

– No llevar trabajo para realizar en vacaciones.
Psicólogo Santiago Gómez
Director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitivawww.decidirvivirmejor.com.ar
Tweeter: @PsSantiagogomez / www.facebook.com/ps.santiagogomez