moda salud belleza consejos ropa mujer amor musica maquillaje

Mujeres y estilos

Moda y belleza

¿Cómo mantener un rostro sano?

Seguir estos simples datos, que pasan por buenos hábitos, puede hacer la diferencia
Siempre se ha dicho que la cara es nuestra carta de presentación, es por ello que mantener un cutis saludable, lozano y limpio, es una preocupación constante en las mujeres y cada vez en más hombres.

“La contaminación, el tabaco, los cambios climáticos, la oleosidad y la falta de sueño, entre otros, son factores que influyen y aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades que perjudican la salud de la piel, provocándole alteraciones que desfavorecen su aspecto y afectan la imagen” asegura la Doctora Mónica Ruz.

Pink Grapefruit

Además de una buena hidratación, adecuadas horas de sueño y alimentación equilibrada, que incluya frutas cítricas y verduras, resulta importante crear hábitos de limpieza para el rostro que permitan conservar una buena salud de la piel y así evitar la acumulación de impurezas. “Existen productos y tratamientos que pueden ayudarnos a mejorar el aspecto de la piel. Algo tan sencillo como una limpieza facial diaria en casa es vital para intensificar el buen cuidado de la piel” aseguró la especialista.

Con la aplicación de exfoliantes y astringentes, se puede lograr la lozanía y la buena salud de la piel. Existen en el mercado productos que ofrecen altos niveles de efectividad y que ayudan a combatir el desgaste y la acumulación de residuos ambientales o generados por el propio organismo. Para tal efecto Neutrogena, ha desarrollado la línea de productos Pink Grapefruit con tecnología Microclear, que permite potenciar los efectos de los ingredientes activos sin resecar la piel. Es muy importante dejar respirar a la piel, por lo que realizar un aseo del rostro retirando todo el maquillaje antes de irse a dormir es clave. Muchas veces, tapar los poros en forma constante puede causar serios problemas en la piel.

Una buena alimentación, correcta hidratación, acompañada de una buena higiene y aplicación de productos adecuados para cada piel y edad pueden hacer una gran diferencia en la apariencia de la piel del rostro.