moda salud belleza consejos ropa mujer amor musica maquillaje

Mujeres y estilos

Moda y belleza

Los chicos y las mascotas, un vínculo en donde todos ganan

Cuando una mascota llega por primera vez al hogar hay que darles y darse unas semanas de adaptación. Con el paso de los días las mascotas se convertirán en un integrante más de la familia. Según una encuesta de Mascotasok.com más del 30% de las personas define a sus perros y gatos como “miembros de la familia” y el 15% afirma que son “como hijos”. El sentimiento que una mascota despierta en sus amos llega a una intensidad comparable a la de su propia familia.

Para los niños de la familia son muchos los beneficios que tiene el cuidar de una mascota. Entre ellos encontramos:

Juegos espontáneos y creativos: en épocas donde el juego creativo se está viendo desplazado por la tecnología, tener una mascota permite recrear la espontaneidad del juego y disfrutar de la creatividad que se pone en juego al interactuar con una mascota.

Transmisión de valores: tener una mascota permite desplegar nociones de responsabilidad en los niños. Es aconsejable que las familias se repartan las tareas de cuidado respecto de su mascota y que no todo recaiga sobre los padres. Por ejemplo: uno le pone la comida, otro el agua, otro lo peina, otro lo baña, lo saca a pasear, etc. De este modo los niños van aprendiendo a cuidar a otro, ya que un animal es un ser vivo y requiere cuidados específicos, y así el niño podrá aprender a generar auto cuidado o cuidado personal.
Los chicos y las mascotas, un vínculo en donde todos ganan
Cambio de roles: en algunos niños en particular, adquirir una mascota en algún momento especial de su vida puede ayudarlos a modificar el rol en la dinámica de la familia. Por ejemplo en niños que les cuesta crecer adquirir un animalito les permite reposicionarse en un lugar de más grande y de cuidar a otro que necesita o depende de él.

Relax: en el caso de niños ansiosos, el contacto con su mascota los ayuda a relajar. Acariciarlos, mimarlos y/o dormir una siesta con ellos les ayuda a conectar con emociones placenteras y más tranquilas.

Aprender a transitar las pérdidas: para muchos chicos la muerte de sus mascotas es el primer contacto con la muerte. Muchas familias no quieren comprar una mascota para evitar la tristeza de la futura perdida, pero la riqueza del vínculo vale la pena ser vivida. El día que toque transitar la muerte será un momento de mucha tristeza que habrá que acompañar, consolar y hacer el duelo como cualquier ser querido.

Fiel compañero: tanto perros como gatos son amigos fieles, compañeros inseparables de los niños tanto para el juego como para otros momentos. Los animales suelen ser sumamente sensibles y cuando algún niño se encuentra enfermo o atraviesa un momento especial, su mascota sabe también cuidar de él y acompañarlo/a.

Creciendo juntos: para chicos que empiezan a quedarse solos en la casa, hacerlo acompañado de su mascota los hace sentir más seguros, es decir que un animalito es un buen compañero en el camino hacia la independencia.

Beneficios extras: tener una mascota alegra y acompaña la vida a cualquier edad y hace bien a la salud. Es difícil encontrar niños que sientan miedo de los perros, si han sido criados con uno. Además, nos hace mejores personas el tener sentimientos y conductas desinteresadas, altruistas, generosas y compasivas. Nos ayudan a entrenar el registro del otro y el pensar en términos que van más allá de la propia individualidad. Nos conecta con la ternura, nos ayuda a “estar más” en el presente.

Beneficios para la familia

Las mascotas ayudan a que exista mayor comunicación y convivencia entre los miembros de la familia.

Hay algunas mascotas que pueden sacarse de su medio ambiente y participar en las actividades familiares, por lo que favorecen el planear y desarrollar actividades divertidas en familia.

Asesoraron:

Julieta Balduzzi de MascotasOK.com y la Lic. Gisela Holc de Hémera (Centro de Estudios del Estrés y la Ansiedad).