moda salud belleza consejos ropa mujer amor musica maquillaje

Mujeres y estilos

Moda y belleza

¡Párpados arriba!

Cirugía sin cicatrices + láser, secreto de juventud
Cuando los ojos tienen aspecto envejecido, todo el rostro pierde frescura. Lo más efectivo y de menos riesgo es una cirugía mínimamente invasiva y el complemento del láser, que renueva toda la piel con resultados sorprendentes.

La zona de los ojos es una de las primeras partes del rostro que muestra signos de envejecimiento. Muchas veces es una tendencia hereditaria, como es el caso de pacientes jóvenes de ambos sexos con bolsas y ojeras. Otros factores son producidos por daño solar y el paso del tiempo.

Los párpados envejecidos muestran exceso y descenso de la piel de los párpados superiores e inferiores, protrusión (salida) de bolsitas adiposas, arrugas, manchas y ojeras. El procedimiento que hoy en día se recomienda para lograr al mismo tiempo un rejuvenecimiento del área de los ojos y de la piel de todo el rostro, con técnicas mínimamente invasivas, es la blefaroplastia transconjuntival con asistencia de láser de dióxido decarbono.

La blefaroplastia transconjuntival es una cirugía de párpados que no deja cicatrices visibles. Produce menos edemas y hematomas que la cirugía de párpados tradicional.

Consiste en extirpar las bolsas de los párpados inferiores a través de una incisión en la conjuntiva y la de los párpados superiores a través de una pequeña incisión en el ángulo interno del párpado superior, que no requiere sutura. Y el láser de dióxido de carbono micro- fraccionado (Firexel) elimina las capas superficiales de la piel envejecidas por el daño solar y por el paso de los años, no solo de los párpados, sino de la piel de todo el rostro; lo que borra manchas, ojeras y arrugas, mientras produce un efecto activador del colágeno, de efecto tensor. En suma, el rostro gana en belleza, tersura, luminosidad y firmeza.

La cirugía se realiza con anestesia local y sedación. El tiempo de duración del procedimiento es de aproximadamente 30 minutos. El paciente se despierta inmediatamente de finalizado el procedimiento y se retira a su domicilio pocas horas después. La cirugía y el post operatorio no son dolorosos, se reanudan las actividades normales el día después de la cirugía; las actividades físicas, como correr o hacer yoga, una semana después y las actividades intensas de fitness como pesas o ejercicio cardiovascular de alto impacto, 4 semanas después.

La cirugía de parpados asistida con láser de dióxido de carbono requiere de un nuevo tipo de entrenamiento del médico operador. La Clínica Hoogstra de Buenos Aires brinda cursos de perfeccionamiento a médicos nacionales y extranjeros que quieran incursionar en este campo. El Dr. Ricardo Hoogstra utiliza este procedimiento hace 17 años, desde que se perfeccionó en la técnica en la Clínica Mayo (USA) con el profesor Dr. Daniel Calloway. Cada día me encuentro más entusiasmado por los resultados obtenidos y por el grado de satisfacción de los pacientes tratados”, comenta el especialista. “Este procedimiento hace que la paciente y su entorno noten un gran cambio muy favorable en poquísimos días.”
Asesoró: Dr. Ricardo Hoogstra