moda salud belleza consejos ropa mujer amor musica maquillaje

Mujeres y estilos

Moda y belleza

Descubren nuevas fibras del placer

En nuestro cuerpo existen unas terminaciones nerviosas que conectan la piel con una zona del cerebro encargada de procesar los sentimientos positivos, son las llamadas fibras “C”, estas terminaciones nerviosas están ubicadas en las zonas de la piel que poseen vello o pelo y son activadas con tan solo un masaje en el cuero cabelludo o al cepillarse el pelo.Si se sabe aplicarla bastará el uso de una crema hidratante para subirnos el estímulo emocional, cada mañana dedicarse cinco minutos a aplicarse una loción por todo el cuerpo no será una pérdida de tiempo, los movimientos del masaje no deben ser muy rápidos ni muy despacio, la clave está en la forma del masaje para activar este grupo de fibras nerviosas que le harán sentir un gran bienestar.Estas fibras nos permiten esa conexión tan especial que mantienen algunas personas muy cercanas como la de una madre con su hijo recién nacido.La función de estas nuevas fibras nerviosas ha sido descrita en la revista “Nature Neuroscience” de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), Liverpool (Reino Unido) y Goteborg (Suecia). En ella se describe que en los experimentos realizados por los científicos, comprobaron que al acariciar o masajear generosamente la piel a razón de cuatro centímetros por segundo, estas fibras nerviosas lograban enviar al cerebro señales de placer o bienestar, pero si la piel se frotaba muy despacio estas fibras no se activaban.Ello explicaría el por qué de la necesidad de acicalarnos tanto como para nosotros como para los demás, pues parece que este acto nos ayuda a sentirnos bien. Los investigadores sugieren que el tener bien arreglado el pelo o en buen estado la piel tiene una función muy importante en nuestro equilibrio emocional.Estas fibras nerviosas no se encuentran en las palmas de las manos, parece que es la forma en que la naturaleza se asegura de que no se envíen mensajes erróneos al cerebro, cuando se esté utilizando como una herramienta funcional indicó Francis McGlone, uno de los autores del trabajo.mujeres